Conviértete en un@ HIRING MANAGER Consciente

logo

¡En un proceso de selección se espera mucho de ti como Hiring Manager! Tu decisión sobre el candidato es extremadamente importante, pero la verdad, lo que nadie cuenta es que en la mayoría de los casos no te han enseñado cómo hacer bien las entrevistas. Todos esperan que sepas perfectamente cómo formular las preguntas, abiertas por supuesto, cómo estructurar la entrevista, y que naturalmente sepas todas las técnicas. Y cómo ya has hecho muchas, seguro que se te da de maravilla. Ojalá, ¿verdad?

Tú y yo sabemos que no es verdad, a no ser que tengas experiencia en psicología o en coaching. Quizás te has formado por tu cuenta y has probado diferentes técnicas hasta que perfeccionaste tu método de entrevista. ¡Qué sepas, te admiro por eso!

A los que lo hacéis únicamente por instinto, sin conocimiento, os podría decir ahora que no pasa nada, ya vendrá con la práctica. ¡Pero no, sí que pasa y mucho!

Para que te conviertas un buen líder, todo empieza con saber elegir a las personas adecuadas con quien mejor trabajarás; este primer paso será la clave de tu éxito. Si consigues perfeccionar la forma de elegir a los miembros de tu equipo, tendrás personas que no necesitarán que les motives y empujes cada día, porque tendrán su propia motivación interna. Compartiréis los valores más importantes, vuestras formas de trabajar encajarán, y mutuamente podréis inspiraros. Sabrás con certeza si el trabajo realmente llena a la persona o sólo es un trabajo más. Podrás evaluar dónde se encuentra la persona a nivel de desarrollo personal y profesional, y dónde podría llegar al incorporarse a tu equipo.

A parte de todos estos beneficios tendrás una razón un poco más egoísta: si eliges bien tu equipo disfrutarás mucho más de la compañía de sus miembros durante las horas de trabajo y quizás también fuera.

Hacer un proceso de selección de una manera inconsciente y solo por instinto puede traerte muchos problemas. Por mencionar los más graves: rotación alta, incompetencia, integración complicada, rendimiento deficiente y mala actitud, que afecta todo el equipo. Ya sabes que se puede destruir en cuestión de semanas todo lo que has construido durante mucho tiempo.

Sé que vas muy liado/a y hacer entrevistas no es lo número uno de tu lista de prioridades, pero la inversión de tiempo en hacer el proceso de selección adecuadamente y con calidad tiene un retorno muy elevado. Si quieres hacer un cálculo rápido de cuánto dinero te cuesta una mala selección, aquí te dejo una fórmula simplificada para que tengas al menos una estimación del coste:

Precio por horas dedicadas en el proceso de selección y de la formación de cada persona que estaba participando (researcher, recruiter, las tuyas, las de administración de personal, formador, mentor, etc), más el salario de la persona que no llega a las expectativas, más el coste de despido (si ya está fuera de periodo de prueba), más otros aspectos intangibles y poco cuantificables (como el trabajo extra que le supone al resto del equipo, y su frustración por no tener al compañero adecuado), si además hay mala actitud, hay que sumar la influencia negativa sobre el equipo.

Algunos estudios dicen que te costaría 2/3 del salario anual de la persona, sí has leído bien, ¡anual!

De todos modos, independientemente del cálculo que hagas, te saldrá muy cara una mala elección. La última palabra en la decisión es siempre la tuya, es decir, es tu responsabilidad el tomar la mejor opción.

Hay varias maneras para minimizar el riesgo al tomar una decisión sobre una candidatura. Te comparto una que no será como en muchos webinars donde se habla durante una hora para decir el “qué” pero nunca el “cómo”.

¿Has escuchado el concepto de Avatar o Customer Persona? Es básicamente una descripción increíblemente detallada del cliente ideal.

Yo aplico el mismo concepto en la selección para describir la persona adecuada para tu equipo. Con esta técnica, para empezar, atraerás al tipo de persona con la que disfrutarás trabajando y además sabrás ver muy fácilmente si encajará con tu Avatar.

No tienes que hacer nada más, sólo responder por escrito a las siguientes preguntas con toda sinceridad sobre tu candidato ideal y bloquear 30 minutos en tu calendario para poder reflexionar bien sobre tus respuestas.

1. Preguntas demográficas:

  • ¿Qué rango de edad tiene?
  • ¿Dónde vive?
  • ¿Qué nivel de educación tiene?
  • ¿En qué trabaja ahora?
  • ¿Cuánto gana ahora?
  • ¿Cuánto le gustaría ganar?
  • ¿En qué industrias tiene experiencia?
  • ¿Cuál es su situación familiar?

2. Preguntas de ocio:

  • ¿Practica algún deporte? ¿Qué deporte?
  • ¿Le importa su apariencia?
  • ¿Qué hobbies tiene?
  • ¿Qué le gusta hacer en su tiempo libre?
  • ¿En qué actividad o grupo social participa?
  • ¿Le gusta ver la tele? ¿Qué programas le gustan?
  • ¿Qué tipo de películas le gustan?
  • ¿Qué música escucha?
  • ¿Le gusta leer?
  • ¿Es una persona diurna o nocturna?
  • ¿Bebe, fuma?
  • ¿Cuál le gustaría que fuese su rutina los fines de semana?
  • ¿Le gusta viajar?

3. Preguntas sobre retos, objetivos, forma de trabajo y valores

  • ¿Cuál es su objetivo principal?
  • ¿Cómo puedes ayudarle para que consiga este objetivo?
  • ¿Qué tipo de retos afronta?
  • ¿Cómo le gusta trabajar? ¿En grupo, individualmente o ambos?
  • ¿Cómo interactúa con sus compañeros?
  • ¿Cuál es su estrategia alcanzar los objetivos?
  • ¿Qué es lo que mejor da?
  • ¿Qué espera de su jefe?
  • ¿Cómo es su trabajo ideal?
  • ¿Es extrovertido o introvertido?
  • ¿Cuáles son los valores más importantes en su vida?
  • ¿Qué tipo de comportamientos no tolera?
  • ¿Bajo qué tipo de liderazgo da máximo de si mismo?
  • ¿Cómo le gustaría contribuir en el éxito de la empresa?

Por último, ¿qué necesita por tu parte para que se convenza de que es el trabajo más adecuado para él?

¡Si has hecho este ejercicio, ya has dado un paso más para ser un gran Hiring Manager y un Líder Consciente!

Si quieres saber más sobre Liderazgo Consciente, contáctame: https://4dvelopment.com/get-in-touch/

Write a comment

X
Aviso de cookies