La contraoferta laboral: un arma de doble filo

La contraoferta: un arma de doble filo

¿Tenías la decisión tomada y te han hecho una contraoferta para que te quedes?

¡Cuidado!

Pensar es fácil.

Actuar es difícil.

¡Actuar como piensas es lo más difícil de todo!

¡Pensemos bieeeeen!

¿Por qué habías decidido irte? ¿Lo que te ofrecen para quedarte compensa directamente ese motivo?

Si sólo hablamos de dinero seguramente que sí, pero en la mayoría de ocasiones entran en juego muchas otras variables:

  • “Tengo mala relación con mis jefes y no comparto su forma de ver las cosas.”
  • “Estoy estancado profesionalmente, siento que ya no aprendo y tampoco puedo crecer internamente.”
  • “Se respira mucha inestabilidad en la empresa, hay rotación y están despidiendo a compañeros. ¡Esto apesta!!”
  • “Hay mal ambiente, cuando llega el lunes me da mucha pereza ir a currar.”
  • “Mi opinión nunca se tiene en cuenta y no me siento útil.”
  • “Cada vez me dan más tareas y sigo cobrando lo mismo.”
  • Me prometieron más responsabilidad y aquí sigo.”
  • No paro de hacer horas “extra” y nunca me las compensan.”
  • etc…etc

Es poco probable que todo cambie de la noche a la mañana excepto si sólo es una cuestión económica, ¿no crees?.

Mirándolo desde la otra perspectiva, ¿tienes claro por qué quieren que te quedes?

  • Buscar un sustituto puede resultar más costoso.
  • No tienen tiempo para contratar y formar a otra persona.
  • Quieren tener el puesto cubierto mientras buscan tu reemplazo.
  • Quieren finalizar el proyecto en el que estás inmerso.
  • Temen una reacción en cadena del resto del equipo.
  • Tienen miedo a que te vayas a la competencia.

Es habitual que te hagan sentir único e imprescindible pero la auténtica razón de una contraoferta suele ser otra: “tu marcha les supone un dolor de cabeza”.

Eso sí, si aceptas quedarte, no puedes obviar que tu lealtad a la empresa quedará en entredicho, que tus compañeros igual te ven con otros ojos y que incluso se pensarán mejor el promocionarte.

contraoferta1

Señores y señoras las estadísticas hablan por sí mismas! El 80% de los empleados que acepta una contraoferta sale de la empresa en menos de 6 meses! Y lo que es más increíble aún, el 93% saldrá antes del año y medio!  

¿Te lo pensarás mejor la próxima vez que recibas una contraoferta?

Si al final te quedas que sea porque te apasiona lo que haces!

La vida es demasiado corta para tener el trabajo equivocado!

Write a comment




Acepto la Política y Privacidad




Acepto la Política y Privacidad




Acepto la Política y Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies