Más artistas y menos MBA´s

El ser humano es contradictorio.

Vivimos una era de cambios; sabemos que lo que antes nos iba a servir para muchos años, quizá ahora ya no nos sirva ni para el mes siguiente.

Pero, aunque muchas veces se nos llena la boca diciendo que somos innovadores, disruptivos y que estamos al día de las últimas tendencias, al final siempre acabamos haciendo lo que los demás hacen o lo que veníamos haciendo hasta la fecha.

PORQUE AUNQUE SEA MUY GUAY DECIR QUE SOMOS INNOVADORES, EL MIEDO POR DENTRO NOS ESTÁ COMIENDO.

Hablamos de que el mercado laboral está sufriendo un gran cambio, sin embargo, si no nos llega un CV con el formato de hace 10 años pensamos que se trata de una persona “extravagante”.

Cada semana veo en Linkedin la importancia que tiene la marca personal en este mundo interconectado, no obstante, la mayoría de departamentos no quiere contratar a una persona más influyente y con más repercusión social que el propio jefe, ¡a ver si le va a quitar el puesto!

Hablamos de creatividad cuando, en el fondo, no queremos profesionales que vengan y aporten ideas nuevas, no vaya a ser que revolucionen el statu quo del clima laboral que reina hasta la fecha. Estas son algunas de las incongruencias que el ser humano comete en su día a día.

¿Quién lo entiende?

A mí sólo se me ocurren dos motivos:

  1. Nos gusta seguir lo que está de moda, es cool, aunque en el fondo no entendamos bien de qué se trata; véase  por ejemplo el fenómeno “blockchain”.
  2. Preferimos aparentar algo que no somos por miedo a expresar nuestro auténtico talento y a que los demás nos critiquen o nos rechacen. El día a día y el miedo nos llevan a seguir al rebaño.

Siempre digo que nos encantan los MBA´s, el titulismo; creemos que cuantos más tengamos, mejores profesionales seremos. Solemos elevar al Olimpo de los dioses a  muchas personas con determinados puestos y que han estudiado en determinadas escuelas de negocio o universidades cuando en realidad no sabemos ni cómo trabajan.

Pero, ¿realmente hace falta en un mundo incierto y en transformación constante tanto MBA?

Imagen 1

En contraposición a los MBA, están los creativos! Tranquilo/a, déjame antes explicarte.

Los creativos, los artistas, no están a años luz de ti. No necesitas un máster en una escuela de nombre impronunciable para ser considerado como creativo/a.

Tú también eres creativo/a.

Tú haces las cosas de una manera diferente en una determinada actividad. Haces las tortillas como nadie, has aprendido a programar de forma autodidacta, organizas con el menor de los recursos los mejores eventos que nadie haya podido vivir hasta la fecha, etc…

Eso es ser creativo. ES MOSTRAR LA FORMA QUE TIENES DE VER LA VIDA Y DAR RIENDA SUELTA A TU DON.

Esa perspectiva la mostrarás a través de tu talento.

Sabes que tienes un talento específico cuando los demás te piden que les ayudes porque te dicen que nadie lo hace como tú y porque además sienten que contigo su trabajo es mejor. Te pones rojo/a, crees que exageran pero lo haces encantado/a.

Eso es ser creativo/a. Eso es ser artista.

No obstante, en la sociedad actual, muchas veces etiquetamos al artista como “rarito”.

Yo creo que en los tiempos que corren, donde todo sucede más rápido, el entorno cambia con más frecuencia y se respira incertidumbre en cualquier sector, son precisamente los creativos los que liderarán el mundo:

  • Son flexibles; saben que la vida no está parametrizada y fluyen con ella.
  • No son sólo un título universitario, sino una forma de hacer y de actuar.
  • Tienen vocación y pasión por lo que hacen; se forman y aprenden día a día porque para ellos no supone un esfuerzo.
  • Tienen visión y van pasos por delante de los demás; ven el cambio y la innovación como una oportunidad para ser mejores.

Los artistas sienten que las cosas se pueden hacer de otra manera, no dudan en subirse al “tren de las oportunidades” y tienen tanta pasión por lo suyo que acaban siendo los que lideran la innovación en el mundo.

Da igual el campo profesional que sea, dejemos atrás los MBA´s, el “aquí se hacen las cosas así porque siempre se han hecho así”, el descartar a alguien por la falta de un título y fichemos más “artistas” que nos ayuden a liderar esa transición de la incertidumbre a la certeza y a mejorar nuestra cultura empresarial.

Write a comment

ACEPTAR
Aviso de cookies